¡Vivamos como hijos de la luz, como hombres nuevos!

Vivamos como hijos de la luz como hombres nuevos(Por: Mons. Ángel Francisco Simón Piorno) Con gran fervor nuestra Iglesia Diocesana ha celebrado la Semana Santa. En este mes de abril, iniciamos con júbilo el tiempo sagrado de la Pascua. ¿Qué es lo que hemos vivido durante estos días? Nada más y nada menos que la actualización para nosotros hombres y mujeres del siglo XXI, lo que históricamente aconteció hace 2000 años: la pasión y muerte y resurrección del Señor.

El misterio pascual de Jesucristo, no es anacrónico, ya que la liturgia de la Iglesia lo hace contemporáneo a cada uno de nosotros. Por otra parte, tenemos la obligación de ver este misterio de manera unitaria como una moneda con dos caras: la pasión y muerte en una, la resurrección en la otra.

San Pablo escribe a los Corintios, si Cristo no ha resucitado, vana es nuestra fe y los creyentes seríamos insensatos. Nuestro pueblo, probablemente por sufrimientos a los que fue sometido, se identifica fácilmente con el Cristo lacerado, escupido y clavado en la cruz; y esto es bueno y hay que conservarlo.

Sin embargo, todo sería un simple acontecimiento histórico, sin mayor relieve para nosotros si no creyéramos con firmeza que Él haya resucitado del sepulcro y que viva una existencia gozosa y eterna junto al Padre, plenamente glorificado.

La comunidad católica tiene esta asignatura pendiente que es central y medular en la Iglesia. De ahí, la insistencia en convocar a todos los fieles para participar en la Vigilia Pascual y posteriormente vivir como hijos de la luz, como hombres nuevos. En la pila bautismal hemos participado en la muerte y en la resurrección del Señor: ahí se inicia la vida cristiana.

Ante los dramáticos acontecimientos de los que ha sido testigo la patria en las últimas semanas, convoco a todos a vivir el tiempo pascual como una oportunidad que Dios nos da de regenerarnos y regenerar el tejido social, donde no tengan cabida ni el odio, ni el resentimiento, ni la corrupción; sino la esperanza y la alegría que genera la resurrección de Jesucristo, nuestro hermano mayor, que nos ha abierto el camino hacia la Casa del Padre.

PORTADA MAR ADENTRO NOVIEMBRE 2018  

 logo voluntarios22

face padre sandro

 

voluntariado

 

logo coro diocesano

Diócesis de Chimbote

Jirón Ladislao Espinar 456 -  Chimbote - Ancash PERÚ
Teléfono (051) 043 324171 - Email: correo@obispadodechimbote.org