Primer año del Seminario Mayor San José: corazón de nuestra Diócesis de Chimbote

Padre JaumeEl Seminario Mayor San José de nuestra diócesis cumplió su primer aniversario, con la alegría de haber duplicado el número de jóvenes dispuestos a seguir el camino de la formación sacerdotal. El seminario inició ofreciendo los estudios de Propedéutico y Filosofía; y ahora también se dictarán los cursos de Teología. Un destacado avance en su primer año de historia, que el padre Jaume Benaloy rememoró en la solemnidad de San José.

Hagamos memoria agradecida de aquel luminoso domingo, 19 de marzo de 2017. Eran las cinco de la tarde en este mismo lugar y, bajo un radiante arco iris que anunciaba el fin de las calamitosas lluvias del Niño costero, el Obispo de Chimbote, Mons. Ángel Francisco Simón Piorno, iniciaba la eucaristía, dando lectura pública al Decreto mediante el cual nombraba al equipo de formadores del Seminario Mayor Diocesano San José. Luego, el recién nombrado Rector leyó el decreto mediante el cual el Obispo de Chimbote erigió el Seminario Mayor Diocesano de Chimbote, bajo el patrocinio de San José, con la personalidad jurídica que el Derecho canónico le confiere, y el cual será gobernado por sus propios Estatutos.
De esta forma, sencilla y casi desapercibida, como un minúsculo grano de mostaza, nació nuestro Seminario. Una pequeña semilla, regada por las lluvias y las lágrimas de los damnificados, para formar pastores compasivos y solidarios de los más pobres y necesitados.
Una iniciativa de Dios, anhelada por nuestra diócesis desde hacía años y que, por gracia divina y valiente decisión de nuestro Obispo, comenzó ya su andadura, convirtiéndose en el seminario más joven del Perú.

¡LA FAMILIA CRECIÓ!

Hagamos memoria agradecida también de nuestros primeros siete seminaristas. Sin ellos, nada de esto tendría sentido ni se hubiese puesto en marcha. Ricardo, Pedro, José Miguel, Paul, Jhonatan, Jesús y David fueron los primeros que, confiados en la promesa de Jesús, “dejaron sus redes” y respondieron con generosidad a la propuesta del Señor. A los cinco meses, llegó también Kleeberg y, hoy, al iniciar un nuevo año académico, vemos que la familia sigue creciendo. Sean bienvenidos Alexsander, Daniel, Luis, Pedro, Rafael, Edwin y Álvaro.
No quiero dejar de hacer presente a nuestro seminarista Carlos Alza quien está concluyendo su formación en el Seminario de Jaén; y a fray Pedro, franciscano conventual, quien se incorporará este año a nuestro seminario para estudiar la teología en vista a recibir, Dios mediante, la ordenación del diaconado permanente.

¡GRACIAS A LOS FORMADORES!

No podemos dejar de hacer memoria agradecida de los formadores, confesores y docentes de nuestro Seminario; también a los párrocos que acompañaron la formación pastoral de los seminaristas durante los fines de semana en sus comunidades parroquiales.
Hay que reconocer que tenemos un magnífico claustro de profesores. Son muchos y buenos. El pasado año fueron un total de 22; este año se incorporan 6 más. Son sacerdotes, religiosas y laicos. Varones y mujeres. Todos, de primera calidad. Sabios y generosos. Especialistas en filosofía, teología, psicología, educación y otras ciencias humanas.

¡GRACIAS A LOS BIENHECHORES!

Tampoco podemos dejar de hacer memoria agradecida de tantas personas e instituciones que han hecho posible el sostenimiento de nuestro Seminario. Son tantas que sería imposible nombrarlas. Además, muchos son anónimos y desconocidos, pero Dios sabe bien sus nombres y los tiene grabados en su generoso corazón. A todos nuestros colaboradores y bienhechores, mil gracias por sus oraciones, por su colaboración económica, por su apoyo en el equipamiento y el mantenimiento de la casa, por el cuidado de la salud y la alimentación de nuestros seminaristas, por sus palabras de ánimo, por el entusiasmo y la fortaleza que nos transmiten al compartir que se alegran de tener un Seminario en Chimbote. (Adaptado del discurso memoria ofrecido por el rector del Seminario, Pbro. Jaume Benaloy, en la ceremonia de apertura del Año Académico, 19 de marzo del 2018)

Cada seminarista es un don. Cada vocación sacerdotal es un regalo de Dios. Nuestro Seminario es una gracia maravillosa de Dios. Todo es gracia de Dios. Sin lugar a dudas, han valido la pena todos los esfuerzos y sacrificios, las renuncias y las preocupaciones para poner en marcha nuestro Seminario. La recompensa es siempre mayor porque Dios siempre es más generoso de lo que podemos imaginar.

Seminario


EQUIPO DE FORMADORES
Rector: Pbro. Jaume Benaloy Marco
Vicerrector: Pbro. Giovanni Daniel Sabogal Osorio
Director espiritual: Pbro. Matías Siebenaller
Director de estudios: Pbro. Segundo Artidoro Díaz Flores
Administrador: Pbro. Pedro Miguel Montero Huiman

PORTADA MAR ADENTRO NOVIEMBRE 2018  

 logo voluntarios22

face padre sandro

 

voluntariado

 

logo coro diocesano

Diócesis de Chimbote

Jirón Ladislao Espinar 456 -  Chimbote - Ancash PERÚ
Teléfono (051) 043 324171 - Email: correo@obispadodechimbote.org