La familia dentro del Plan de Dios

padre giovanniLa familia, desde el principio del mundo, siempre fue querida y amada por Dios. Nuestro Creador apuesta para que todos nosotros estemos dentro de un hogar, porque la familia está dentro del Plan de Dios. Es lo más precioso que Dios nos ha dado, “la familia es el tesoro de la humanidad” (Papa Francisco). La familia es un don tan maravilloso, porque forma parte del plan de Dios.

En el libro del Génisis, Yavé nos dice que todos hemos sido creados en igualdad y amor, de la misma costilla, para formar una sola carne, una sola familia, a imagen de la Santísima Trinidad: “Entonces Yavé… le sacó una de sus costillas y rellenó el hueco con carne. De la costilla que Yavé había sacado al hombre, formó una mujer y la llevó ante el hombre. Entonces el hombre exclamó: Esta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne... Por eso el hombre deja a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y pasan a ser una sola carne.” (Gn 2, 21-25)

Dios siempre está presente en la vida del hombre, de la familia, que es el santuario de la vida, del amor y de la unidad. El Creador vio a bien que el hombre no esté solo, sino que creo a la mujer, para formar junto a ella, una familia, dentro del matrimonio. Por ello, envió a su hijo, dentro de una familia, la familia de Nazaret, modelo y ejemplo de toda familia (Cf Jn 3, 16-17).

Nos dice el Evangelio de Lucas que Jesús fue obediente a sus padres (José y María): "Jesús entonces regresó con ellos… posteriormente siguió obedeciéndoles. Su madre, por su parte, guardaba todas estas cosas en su corazón. Mientras tanto, Jesús crecía en sabiduría, en edad y en gracia, ante Dios y ante los hombres." (Lc 2, 51-52) De igual manera, debemos proceder, siendo obedientes y agradecidos con ellos.

Como no agradecerle de corazón a Dios por concedernos una familia, donde debemos expresar respeto, ternura y amor a todos nuestros familiares. Todos estamos llamados a realzarla, a dignificar a la familia, como lo quiere Dios. Es necesario que colaboremos, construyamos una verdadera familia, siguiendo los sabios consejos de Dios: “Hijo mío, observa los consejos de tu padre, no rechaces la enseñanza de tu madre. Mantenlos bien amarrados en tu corazón, cuélgalos de tu cuello”. (Prov 6, 20-21)

Amemos a nuestra familia, a nuestros padres, a nuestros hijos, hermanos, esposo, esposa… a semejanza de Jesús, el amor de los amores. Tenemos la misión de expresar, guardar, custodiar y comunicar el amor. Sólo en un ambiente amoroso puede el ser humano aprender y formarse según el caminar de Dios. La familia está llamada a ser semilla y germen de santidad, y esto se logra estando en los brazos de Dios.

P. Giovanni Sabogal Osorio

PORTADA MAR ADENTRO SETIEMBRE 2018  

 logo voluntarios22

face padre sandro

 

voluntariado

 

logo coro diocesano

Diócesis de Chimbote

Jirón Ladislao Espinar 456 -  Chimbote - Ancash PERÚ
Teléfono (051) 043 324171 - Email: correo@obispadodechimbote.org